LA PROVINCIA ENTREGO NUEVOS PATRULLEROS A LA UNIDAD REGIONAL VII GARAY DE POLICIA PERO NADIE SE ENTERO

LA PROVINCIA ENTREGO NUEVOS  PATRULLEROS A LA UNIDAD REGIONAL VII GARAY DE POLICIA  PERO NADIE SE ENTERO

EL ACTO NO CONTO CON LA PRESENCIA DE NINGUN FUNCIONARIO DEL GOBIERNO PROVINCIAL O LOCAL

Los detalles de un hecho que denota  los conflictos internos y desafíos del gobierno provincial  

El Ministerio de Seguridad de la Provincia entrego cuatro  nuevas camionetas para la Unidad Regional VII Garay de Policía. Lo que hubiera sido uno de los  hecho más importantes en materia de seguridad para  la región en lo que va de este año  se trasformo en la raíz  de todo tipo de  suspicacias que denotan el perfil político del gobierno provincial y sus principales desafíos. El acto de entrega de los patrulleros no solo no contó con ningún funcionario del ministerio. Tampoco asistieron  autoridades locales o departamentales. Los   presidentes comunales se enteraron por los medios,  el propio senador no fue invitado. Para completar la lista de ausencias,  el funcionario del gobierno más importante de nuestro departamento, el subsecretario de municipios y comunas, tampoco formó parte de los actos.

 

El no acto es en realidad una evidencia de la no gestión de un gobierno que hasta el momento no  demuestra contar con un plan de acción  y al  que la crisis de la pandemia le sirvió  como una  excusa perfecta  para esconder las improvisaciones  a las que se ven forzados algunos de sus  funcionarios que parecen  no saber  muy bien para qué están donde están. En otras circunstancias y en otras gestiones, estos hechos hubieran ameritado la presencia cuanto menos del ministro o del mismísimo gobernador. Sin embargo, esta nueva realidad abre la senda a   interpretaciones que marcan la actualidad de los problemas que enfrenta el gobierno de Perotti. La más directa es la que indicaría lo   que la región padece desde hace décadas, el desprecio y la desconexión con un ejecutivo central para quien  las necesidades y demandas de la zona  son consideradas como secundarias y  propias de ciudadanos de segunda frente a las reales demandas de los ciudadanos de las grandes metrópolis del centro sur provincial donde se concentra todo el accionar  gubernamental.

 

Estos  menosprecios no hacen más que acentuar esas históricas asimetrías entre  el  desarrollo y la opulencia  del centro sur provincial  con  la decadencia y la postergación  del noroeste. Otra interpretación se vincula con los problemas internos de un  gobierno que no encuentra el rumbo para  consolidar su  gestión y relanzar su  plan de gobierno, si es que alguna vez lo tuvo. A esta altura, la pandemia se asemeja a un  velo que encubre  estos conflictos  y sirve de excusa a la hora de justificar  la  escasa presencia territorial del gobierno en nuestra zona o sus  nulas políticas en áreas claves como obras públicas, ambiente, vivienda, seguridad o la mismísima  salud pública  propiamente dicha luego de los escándalos protagonizados por el personal y el propio  equipo directivo del Hospital local durante el pico de la pandemia.

 

PRESIDENTE COMUNAL JUSTICIALISTA O RADICAL, DA LO MISMO

 

A nivel político, todo haría presuponer que daría exactamente lo mismo si el presidente comunal fuera radical, socialista, troskista o demócrata cristiano, la desconexión con el ejecutivo parece ser completa y a nivel regional no hay dirigentes aparte del propio senador que defiendan la gestión o visibilicen su  presencia en el territorio. La relación entre el gobierno comunal y el provincial no ha variado en comparación con las gestiones opositoras anteriores, es, sin más,  meramente formal e institucional, no parece haber una comunión de proyectos que los identifiquen como parte de un mismo esquema de mando y poder. Lo cierto es que el gobierno comunal no ha conseguido ninguna solución a los problemas estructurales de la localidad con la llegada de un gobierno que se hunde en sus dilemas y las diferencias internas. El ala dura del kirchnerismo  en la provincia reclama mayor acción y presencia, trabajo y construcción de consensos a la vez que no entiende la laxitud de un gobierno que luego de casi un año en el poder  parece no haberse enterado que gobierno la provincia. Si retomamos las declaraciones del Ministro Sain, uno de los de  mayor exposición y  presencia de la gestión, bien podríamos inferir  que sus polémicas declaraciones y  críticas hacia la institución que conduce bien podrían caberle a la gestión misma. Quien podría negar que  el gobierno es el  que parece salir  al “tun tun” quejándose por todo pero sin solucionar  nada. Habrá que destacar que de todos los ministros, con sus aciertos y errores, Saín y Martorano son quienes concentran  la mayor  atención por las  obvias razones propias de  la dinámica actual, sin embargo, la crisis sanitaria y  de seguridad que arrastra la provincia desde hace décadas, no justifican  el silencio y la inacción de las demás carteras en tanto este tipo de problemáticas requieren un abordaje integran y multidisciplinario que permita brindar respuestas concretas  a las coyunturas inmediatas mientras se generan las condiciones para resolver los núcleos  estructurales de los  problemas de fondo.

 

La no gestión en Garay resulta  insoportablemente  evidente, los  presidentes comunales  no son capaces de consensuar  ni siquiera la  elaboración de  un documento conjunto para solicitar la llegada de un fiscal distrital  que ordene el trabajo de la policía lo  que resultaría determinante en la resolución de los problemas de seguridad que aquejan a la región desde hace décadas y que, si bien no revisten la complejidad propia  de la de  los grandes centros urbanos, demanda de  un conocimiento integral de las características de la región que permita  adecuar  programas y políticas a la idiosincrasia de la zona.

 

La figura del fiscal quitaría a los presidentes comunales la carga de hacerse cargo de problemas que están fuera de su órbita en tanto incumben  al Poder Judicial.  Su incapacidad para consensuar y elevar un pedido formal a un gobierno que, en el caso de nuestra localidad pertenece al mismo proyecto político, ciertamente,  no tiene excusas, es otra de las tantas  muestra de  incapacidad gubernamental pero, por sobre todo, de  miopía política a la hora de construir poder  con presencia territorial. Demás está decir la importancia de los aportes que como jefes territoriales podrían ofrecer al proyecto de reforma policial que lleva adelanta el Ministro Saín, o lo importante que sería para la ciudadanía de la región  conocer de primera mano las características de la iniciativa de parte de los funcionarios provinciales. Estas exigencias parecen de otro universo si se considera que la ciudadanía  de Garay ni siquiera se entero que la Unidad Regional VII de Policía  recibió 4 modernos patrulleros de parte del gobierno provincial.

 

Si no se cambia el rumbo a partir de la llegada de la vacuna que deje atrás la pesadilla de la pandemia o se introducen los  cambios en el gabinete que adelantó el gobernador,  la labor será muy cuesta arriba para el PJ provincial que al igual que a nivel nacional se canibaliza  en internas y  resquemores para con figuras de  la derecha reutemanista que para muchos ya son  historia y que, definitivamente,  han demostrado sentirse   más cómodas en espacios neoliberales de la ultra derecha  representada por   Juntos por el Cambio tal es el caso, nada más ni nada menos, que del  propio  ex gobernador y  ex fórmula uno.

DE POLEMICA EN POLEMICA

DE POLEMICA EN POLEMICA

EL CAMBIO DE LA FECHA FUNDACIONAL DE LA LOCALIDAD Y LOS ACTOS REALIZADOS EN CAYASTA

CAPRICHOS OPOSITORES Y UN  GOBIERNO SIN INICIATIVA PROPIA

Las iniciativas del gobierno comunal no dejan de generar polémica y repudio en amplios sectores de la sociedad.  Esta situación sumado a un  manejo desprolijo y cargado de escándalos que se sucedieron  durante el pico de la pandemia, ciertamente,  han erosionado aun más  la ya alicaída y cuestionada imagen de la gestión que encabeza por  Luciano Bertossi.  Las  iniciativas erráticas y mal comunicadas de parte del gobierno  dejan demasiado expuesta a la figura del presidente comunal  a críticas de toda índole  a propósito de  errores conductivos en lo que hace a la  concreción  de  un plan de gobierno  con criterios políticos claros que vayan en consonancia con el contrato electoral que le permitieron ganar las elecciones. La polémica por el cambio de fecha de la fundación del pueblo cayó muy mal entre la ciudadanía que, no solo no entendió los fundamentos de la propuesta, sino que, además, la consideró inconsulta y fuera de lugar dadas las condiciones atípicas propia de  la crisis sanitaria que vive la sociedad.

 

Lo cierto es que los fundamentos de la iniciativa deberían buscarse en otro lado. Esta situación  no hace más que evidenciar  las debilidades y la soledad  de un gobierno aislado de la gestión provincial y  demasiado condescendiente para con la figura del senador Kaufmann quien pareció quedar como el principal motivador  de la propuesta  a partir de su interpretación histórica de los eventos que devinieron en  la fundación de la localidad. Es difícil  comprender la subordinación del gobierno para con Kaufmann, en especial si se considera que la relación entre el presidente comunal   y el senador  nunca volvió a ser la misma luego de las pasadas elecciones. Se dice que Kaufmann   habría responsabilizado   a Bertossi  por    su magra performance electoral en la localidad. Toda la estructura del PJ no pudo con un candidato que desde el llano logró poner contra las cuerdas  la reelección del senador nada menos que en la cabecera departamental. La relación entre ambos dirigentes parece plagada de  resquemores y mutua desconfianza. En su  primera gira por la costa, luego de ser electo  gobernador, Perotti visito Santa Rosa de Calchines acompañado por el propio senador y toda la estructura del PJ del  sur departamental, en esa misma línea,  también hizo lo propio la Ministra de Obras Publicas, Silvina Frana.  Santa Rosa parece haber desplazado a nuestra localidad en cuanto a peso político al haberse transformado en la cabeza de playa del gobierno provincial en nuestro departamento. Los gestos y las formas resultan  más que preponderantes a la hora de interpretar los entramados del cuadro   político actual.

 

LA SALIDA DE COLABORADORES

Otro punto destacable en el deterioro de las relaciones se vincula con la salida  de algunos colaboradores del senador de la mesa chica comunal. Esta sangría de funcionarios  suscitó  serios problemas en lo que hace a la visibilización del trabajo político, presencia  territorial y capacidad de gestión. Se esperaría  que con un gobierno provincial del mismo signo político, Luciano  Bertossi,   debería poder  resolver problemas con solo una llamada telefónica, sin depender de las ineludibles  intervenciones del senador, tal y como lo demuestran las gestiones de los  demás presidentes comunales. Daría la sensación que las autoridades locales hacen lo imposible para satisfacer las demandas de Kaufmann con el fin de evitar rispideces, aunque ello  signifique tragarse los sapos de los constantes conflictos  sociales que desgastan la autoridad del presidente comunal ante su propia base electoral  obligándolo a violar sus promesas de campañas. Así pues,  Bertossi parece arrastrado a ensayar  un delicado equilibrio al momento de ir adecuando sus planes a  las demandas y exigencias de sectores que, definitivamente, nunca demostrarán su apoyo pero que, por alguna extraña razón que desconocemos,  se ve en la obligación de satisfacer.

 

EL ACTO DE REVALORIZACION DE LA FUNDACION EN CAYASTA

Toda iniciativa, por descabellada, ridícula y fuera de lugar que resulte parece contar con el aval del gobierno, incluso la de realizar un acto de revalorización de la fundación de la localidad nada menos que Cayastá simplemente porque a sus organizadores les resultaba más cómodo. El acto fue otra  demostración de hasta donde es capaz de llegar el gobierno a la hora de evitar confrontaciones con sectores opositores que pese a su condición se sienten con el suficiente peso social y político como para adecuar la agenda gubernamental a sus antojos y más alocados caprichos. Desde obras ornamentales propuestas por privados con dinero del senado, hasta la organización de actos en conmemoración de la fundación del Helvecia pero en Cayastá. Sin lugar a dudas, un hecho que quedará en la historia de la provincia por lo descabellado y el sin sentido de una  propuesta que significó una  afrenta para la localidad y  su gente.

 

Dicho  accionar no hacen más que dejar en evidencia las flaquezas de los  planes de acción que marquen un rumbo e impriman un  cariz identificable a la gestión. En su intento por quedar bien con Dios y con  el diablo, Bertossi  se hunde en un océano de sin sentidos. Estos vacios de poder resultan preocupantes dado que dejan expuesta la falta de capacidad conductiva para sobrellevar problemas serios en uno de los momentos más delicados y angustiantes por los que atraviesa  el pueblo, la provincia y nuestra patria. Todo este devenir de discusiones, insultos e injurias, odios y resentimientos rancios  que pueblan los espacios públicos y políticos generan un problemas aun más serio, obstruyen la posibilidad de discutir y debatir los reales problemas de fondo que enfrenta la localidad y que nunca fueron debidamente abordados por la gestión, aún siendo la piedra angular de su propuesta de campaña. Nada se dice, por ejemplo, de las obras inconclusas de los  desagües de barrio Malabrigo. De la nula recaudación de los impuestos rurales debido a la desobediencia civil como consecuencia del deficiente manejo en lo que hace a los  arreglos y mantenimientos de los caminos rurales por parte del gobierno, de la siempre pendiente  puesta en funcionamiento de la planta de tratamiento de residuos sólidos urbanos que habilitaría  un paso fundamental en la erradicación del basural a cielo abierto  o de los convenios firmados en el 2018 para la reparación de los más de 200 metros de defensa que cedieron en el  Paseo Colon, irónicamente,  a metros donde ahora el gobierno pretende llevar adelante una obra ornamental pese a que estos derrumbes del anillo defensivo nunca fueron arreglados. Cuestiones más del día, el caos vehicular o  el control sobre la juventud en el contexto del pico de la pandemia del coronavirus que deja expuesta a toda la población.

 

La sucesión de estos acontecimientos han socavado la imagen del gobierno. Sin embargo,  también es cierto que de parte del arco opositor no es posible evidenciar figuras que marquen errores y expongan  propuestas superadoras al modelo actual. La división de la oposición le sienta cómodo a un gobierno que no encuentra contrapoderes a la vista  o dirigentes capaces de presentarse ante la sociedad como alternativas creíbles de poder. Interrogantes que serán la comidilla de la opinión publica de cara a un año electoral marcado por la crisis económica, la pandemia y el hartazgo social ante  todos estos factores.

 

EL MINISTRO MICHLIG ENTREGO FONDOS DE OBRAS MENORES POR UN MONTO DE 2.240.000 PESOS

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 MICHLIG ENTREGO FONDOS DE OBRAS MENORES POR UN MONTO DE 2.240.000 PESOS

LOS FONDOS SERAN DESTINADOS A LA COMPRA DE UN UTILITARIO Y UNA BARREDORA DE ARRASTRE

El Ministro de Gestión Publica  Rubén Michlig entregó Fondos de Obras Menores por un monto de 2.240.000 pesos correspondientes  al año 2019. Acompañado por el Subsecretario de Municipios y Comunas, Dr. Carlos Kaufmann y el propio Senador de nuestro departamento, Dr. Ricardo Kaufmann,  los funcionarios fueron recibidos por el presidente comunal y sus colaboradores en la sede del Are de Desarrollo Social de la comuna de nuestra localidad. Los fondos serán destinados a la adquisición de una barredora de arrastre y un utilitario multipropósito con el que la gestión busca reforzar el trabajo de los equipos de desarrollo social.

 

En este sentido, el propio ministro y el subsecretario de municipios y comunas se refirieron a la situación irregular con la que el gobierno debió iniciar  la gestión con fondos adeudados correspondientes en algunos casos  al año  2016. Los funcionarios destacaron que  la tarea se ha centrado en regularizar esta situación y se espera que para  próximo año los fondos sean girados a las comunas y municipios  en los correspondientes ejercicios.  Si bien los desfasajes en los presupuestos es un aspecto que preocupa a los funcionarios dado los vaivenes en el tipo de cambio y la inflación, se espera que la comuna pueda hacer frente a la compra de los equipos tal y como está previsto.

 

La situación económica y financiera de los municipios y comunas de la provincia tuvo un punto de inflexión a partir  del desmoronamiento del modelo Cambiemos entre los  años  2018 – 2019. El  proceso cuasi hiperinflacionario y los vaivenes del dólar flotante del modelo económico anterior  generaron  un efecto  desbastador en  las arcas comunales y municipales lo que, sumado a un brusco descenso de la recaudación,  obligo a  comunas  y a municipios a   solicitar rescates financieros al ejecutivo provincial y  a utilizar parte de los Fondos de Obras Menores para  cubrir gastos corrientes como el pago de sueldos y  proveedores. El propio ministro destaco que si bien la  situación ha mejorado se espera que el crecimiento se acentúe luego de la pandemia lo que permitirá un relanzamiento  del programa de gobierno que encabeza el gobernador Perotti.

 

 Sobre este punto, la comuna local  no ha escapado a dichas  calamidades, consultado por el observadorweb, el presidente comunal, Lic.  Luciano Bertossi,  remarco que a comienzo de año el estado  afrontaba un déficit de casi  6 millones de pesos pero las cuentas  lograron equilibrarse hasta llegar a una deuda de 2 millones de pesos circunscripta a  Fondos de Asistencia Educativa (FAE).  Una deuda que la gestión considera manejable, máxime si se considera las tribulaciones económicas y sociales generadas por la pandemia en nuestro país y el mundo.

¿ECOCIDIO?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿ECOCIDIO?

LA DECISIÓN DE TALAR LOS PINOS HISTORICOS DEL CLUB EL HALCON DESENCADENO UNA FUERTE POLEMICA DENTRO Y FUERA DE LA INSTIUCION

 

La comisión directiva del Club de Caza y Pesca El Halcón de nuestra localidad  tomó la decisión de talar  los pinos de la entrada de la institución y la polémica no tardo en desencadenarse. Consultado sobre el tema, el secretario de la institución, destaco para el observador web que los arboles habían alcanzado una altura muy considerable  debido a que no se realizaron podas controladas en su debido momento, otro problema estaba dado por las características de la propia  especie, no se trata de pinos sino de casuarinas, una variante de la familia de los pinos pero más  quebradiza y  que no tolera adecuadamente las podas. La altura y frondosidad de los arboles  ponían en riesgo a la estructura edilicia  y a las personas por lo que la comisión habría tomado la decisión de talarlos e iniciar un proceso de forestación desde cero. Lo cierto es que pese a las explicaciones y lo atendible de las razones,  la decisión  dejo atónitos a propios y a extraños. Una  mescla de desazón e impotencia se hizo sentir en buena parte de la sociedad a partir de  la tala de árboles de más de cincuenta años.

 

Quienes no comparten la postura  de la comisión directiva del club  consideran que la decisión resulto inconsulta y que  podrían haberse adoptado medidas menos invasivas para evitar   lo que para muchos resulta un daño casi irreparable. Lo cierto es que la decisión de talar los árboles  no pudo haberse tomado en un momento más inoportuno. Los incendios forestales masivos   de pastizales y humedales en nuestra provincia y en buena parte de la zona central del país han sensibilizado a la sociedad con respecto a estos temas, por consiguiente,  el foco del debate político no solo se halla focalizado en la  voracidad empresaria, falta de control y planificación, sino fundamentalmente, en el grado de responsabilidades que le  cabe a la dirigencia política frente a estas problemáticas.

 

Para ubicar estas discrepancias en su contexto  se hace necesario aclarar que  la razón de ser de la institución y sus actividades se sustentan en torno a la vida silvestre y al  ecosistema del río. En este sentido,  la decisión parece ir  directamente  a contramano  de los valares que deberían ser considerados como puntales de la labor social de la institución y su comisión  directiva en lo que hace a la concientización,  proposición y respeto por el  ambiente, su flora y fauna. La situación desbasto a buena parte de la ciudadanía que considera a estas acciones como  irreparables e impropias de una institución que debe promover el respeto por la naturaleza en tanto y en cuanto se necesitaran décadas  para la  recuperación de  arboles como los talados.

 

A menudo se hace referencia a la necesidad de promover políticas que se sustenten sobre un concepto que resulta central en estos tiempos,  la idea de sostenibilidad de cualquier   actividad social y productiva, entiéndase a este concepto como la posibilidad de satisfacer nuestras necesidades sin comprometer la posibilidad de que las generaciones futuras  puedan satisfacer las suyas propias. Sin dudas la delicada situación por la que atraviesa el país a partir de las miles de hectáreas arrasadas por el fuego en nuestra provincia y en toda la región de la pampa húmeda  nos interpela sobre nuestra labor y sus consecuencias. En este sentido,  la clase dirigente necesariamente debe clarificar sus posturas y generar  espacios institucionales adecuados  que permitan abrir el juego político sobre sus  decisiones con respecto a la intervención sobre los espacios públicos y los ecosistemas que sustentan la vida.

 

EL GOBIERNO COMUNAL NO SE QUEDA ATAS

 

Lo cierto es que durante las últimas semanas el gobierno comunal no se ha quedado atrás con una serie de intervenciones sobre el arbolado público que ha generado indignación en vastos sectores de la sociedad. Es evidente la falta de asesoramiento técnico para con  prácticas de poda que se realizaron ya bien entrado el mes de septiembre desconociendo técnicas y recomendaciones sobre los cuidados y procedimientos al respecto. Lo acaecido en el Club El Halcón fue la  gota que colmo el vaso. Podríamos  destacar que este accionar  viene siendo parte  de procesos y modelos  de gestión  donde queda en evidencia la ausencia de una política medioambiental clara  que permita dirigir y sustentar  las acciones de los gobiernos y del  resto de las instrucciones de nuestra localidad.

 

Las decisiones que terminaron con la tala de árboles centenarios en el Club de Caza y Pesca El Halcón es considerado por muchos como un error serio, pero también, como una muestra de la manera en la que estos asuntos quedan fuera de la agenda política y la participación activa de la sociedad sobre la planificación a futuro del ecosistema que nos sustenta. En ocasiones y ante la devastación de nuestros bosques nativos y humedales da la sensación de que la sociedad y la propia dirigencia  apoya  una pistola en la sien y acciona el gatillo, no ya  contra sí misma, sino contra sus propios hijos.

 

LOS DEBATES NACIONALES

 

Esta particular situación   ha generado un debate político y social sin precedentes desde donde han surgido una serie de proyectos que buscan resguardar los humedales y bosques nativos amenazados por prácticas especulativas de grandes negocios inmobiliarios y agropecuarios. Una de  las leyes que hoy están en discusión  se relaciona con la necesidad de constituir marcos legales para el control del fuego, así como también, la prohibición de contracciones inmobiliarias en zonas arrasadas por el fuego durante un lapso de 60 años. Con incendios  registrados  en Córdoba, Catamarca, La Rioja, Santa Fe, Entre Ríos, Corrientes, Buenos Aires, La Pampa, San Luis, Santiago del Estero y Misiones; el Servicio Nacional de Manejo del Fuego aseguró en un informe oficial que “el 95% de los incendios forestales son producidos por intervenciones humanas, siendo dentro de estos, los principales escenarios fogatas y colillas de cigarrillos mal apagadas, el abandono de tierras y la preparación de áreas de pastoreo con fuego”.

 

«LLEGÓ Y ES AHORA, ESTAMOS EN LA ETAPA MÁS CRÍTICA DE LA PANDEMIA”

 

«LLEGÓ Y ES AHORA, ESTAMOS EN LA ETAPA MÁS CRÍTICA DE LA PANDEMIA”

La ministra de Salud,  Sonia Martorano, consideró que la cuestión más importante hoy es la ocupación de camas: “Ni te cuento por las noches lo complicado que es ubicar pacientes”, dijo. Aseguró que en los próximos dos meses los casos seguirán siendo muchos.

En las últimas horas se han registrado una serie de nuevos casos en nuestra localidad y en comunidades vecinas que involucran a personal   esencial. Cada vez resulta  más difícil para las autoridades sanitarias  establecer el vínculo epidemiológico de los pacientes contagiados. La transmisión comunitaria del virus seria uno de los peores escenarios que se podrían prefigurar en estos momentos.

Ante este panorama, la opinión pública en la localidad se halla  divida entre un sector que fustiga y exige al gobierno comunal  mayores controles y mano dura  para quienes inculpen las medidas sanitarias preventivas, particularmente, entre los  más jóvenes que se mueven casi   ajenos al problema. La llegada de los días de calor desmadró su conducta y expuso  la postura de las  autoridades de evitar conflictos y eventuales  costos políticos por  sus decisiones.  No respetan ningún tipo de medidas de seguridad y violan todas las disposiciones vigentes ante los ojos impávidos de las autoridades y la frustración de sectores que exigen mayores controles.

Los grupos  negacionistas también tienen influencia,  sustentan sus posturas  sobre una idea fuerza generalizada en buena parte de la comunidad   según la cual la comuna cobraría fondos provinciales extraordinarios ante cada   contagio    por lo que consideran a  esta situación sanitaria como a   una gran farsa política con el  único objetivo de recabar  fondos.

 Ante este panorama,  gobierno carece de margen y apoyo social para encausar nuevas restricciones. Las disposiciones parecen formalidades vacías  sin peso político de  parte de un gobierno que no ha demostrado voluntad para gestionar la pandemia con la firmeza de acciones concretas que demuestren una capacidad de mando. La conducción comunal  se ha visto desdibujada ante un  problema que han sobrepasado su  capacidad de la gestión y la de  sus equipos de trabajo. Quizás el desmadre de la  juventud y su negativa a respetar las normas sea el ejemplo más concreto de esta situación. Veremos cómo evoluciona el ritmo de contagios y si el gobierno se ve obligado a tomar nuevas medidas presionado por las autoridades provinciales.

 

Archivos

Copyright © 2011-2012, Infiniti. Todo Rights Reserved. Iconos by IconShock