«LLEGÓ Y ES AHORA, ESTAMOS EN LA ETAPA MÁS CRÍTICA DE LA PANDEMIA”

 

«LLEGÓ Y ES AHORA, ESTAMOS EN LA ETAPA MÁS CRÍTICA DE LA PANDEMIA”

La ministra de Salud,  Sonia Martorano, consideró que la cuestión más importante hoy es la ocupación de camas: “Ni te cuento por las noches lo complicado que es ubicar pacientes”, dijo. Aseguró que en los próximos dos meses los casos seguirán siendo muchos.

En las últimas horas se han registrado una serie de nuevos casos en nuestra localidad y en comunidades vecinas que involucran a personal   esencial. Cada vez resulta  más difícil para las autoridades sanitarias  establecer el vínculo epidemiológico de los pacientes contagiados. La transmisión comunitaria del virus seria uno de los peores escenarios que se podrían prefigurar en estos momentos.

Ante este panorama, la opinión pública en la localidad se halla  divida entre un sector que fustiga y exige al gobierno comunal  mayores controles y mano dura  para quienes inculpen las medidas sanitarias preventivas, particularmente, entre los  más jóvenes que se mueven casi   ajenos al problema. La llegada de los días de calor desmadró su conducta y expuso  la postura de las  autoridades de evitar conflictos y eventuales  costos políticos por  sus decisiones.  No respetan ningún tipo de medidas de seguridad y violan todas las disposiciones vigentes ante los ojos impávidos de las autoridades y la frustración de sectores que exigen mayores controles.

Los grupos  negacionistas también tienen influencia,  sustentan sus posturas  sobre una idea fuerza generalizada en buena parte de la comunidad   según la cual la comuna cobraría fondos provinciales extraordinarios ante cada   contagio    por lo que consideran a  esta situación sanitaria como a   una gran farsa política con el  único objetivo de recabar  fondos.

 Ante este panorama,  gobierno carece de margen y apoyo social para encausar nuevas restricciones. Las disposiciones parecen formalidades vacías  sin peso político de  parte de un gobierno que no ha demostrado voluntad para gestionar la pandemia con la firmeza de acciones concretas que demuestren una capacidad de mando. La conducción comunal  se ha visto desdibujada ante un  problema que han sobrepasado su  capacidad de la gestión y la de  sus equipos de trabajo. Quizás el desmadre de la  juventud y su negativa a respetar las normas sea el ejemplo más concreto de esta situación. Veremos cómo evoluciona el ritmo de contagios y si el gobierno se ve obligado a tomar nuevas medidas presionado por las autoridades provinciales.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Archivos

Copyright © 2011-2012, Infiniti. Todo Rights Reserved. Iconos by IconShock