EL CURRO DE LAS GEOCELDAS DE CAMBIEMOS EN COLASTINE NORTE

EL CURRO DE LAS GEOCELDAS DE CAMBIEMOS  EN COLASTINE NORTE

Los históricos problemas que enfrenta la localidad y la región como consecuencia de las inundaciones pluviales  y los inconvenientes  para  la infraestructura vial se han vuelto un problema insoluble para las administraciones comunales. Sin inversiones millonarias en obras de pavimentación y desagües adecuados no parece haber  soluciones intermedias lo suficientemente efectivas  a las inundaciones ocasionadas por las lluvias  y el consiguiente  deterioro en  terrenos blandos que no soportan la circulación vehicular transformando a calles y caminos rurales   en auténticas piscinas o una  zona de bombardeo con baches de tamaño industrial.

 

Algunas alternativas curiosas y experimentales se utilizaron  durante la gestión de Cambiemos en la municipalidad de Santa Fe. En ese sentido, el por el entonces intendente José Corral llevó a cabo una serie de obras con una nueva  tecnología experimental denominada  “geoceldas” como una solución definitiva e intermedia para evitar el bacheo y las constantes inundaciones de calles arenosas sin los elevados costes que implicaría una obra de pavimentación. Colastiné Norte fue el distrito  elegido para la implementación  de esta tecnología. Una  solución  ideada en  la década de los noventa por ingenieros civiles del ejército norteamericano durante la guerra de Irak para permitir el tránsito de tanques y equipos pesados en las arenas del desierto del medio oriente.

 

Lo cierto es que algunos años después las geoceldas  demostraron  su inutilidad para resolver los problemas propios de nuestra región. Las constantes lluvias sumado a las características de un suelo inestable y arenoso han hecho de esta solución  un verdadero dolor de cabeza para vecinos y para las propias autoridades que ahora deben  lidiar con todos los  problemas anteriores sumados a los ocasionados por  las propias  geoceldas, las calles siguieron inundándose, los baches jamás  pudieron evitarse  y  con el paso del tiempo  las geoceldas quedaron expuestas  lo que vuelve la circulación vehicular una verdadera odisea. Creada para climas extremadamente áridos la tecnología pudo haber resultado una respuesta efectiva  para los ingenieros en Irak, uno de los países más secos de la tierra, pero no parece pertinente para la realidad de regiones húmedas que vuelve a los suelos particularmente inestables.

 

La obra fue  así una de las tantas  puestas en escena de parte de un Frente partidario cuyo principal  merito se centró en  basar su gestión en torno a la construcción mediática de  una realidad casi de ensueño  que se sustentaba gracias al blindaje  y la masividad   de los grandes  medios de comunicación y las   millonarias pautas estatales que defendían  la gestión. La historia reciente nos demuestra una vez más lo peligrosas y costosas que pueden resultar algunas aventuras propuestas por sectores deseosos por sacar alguna ventaja política en un año electoral que nuevamente pondrá en carrera a  históricos candidatos sin la más mínima intención de honrar  la política como   vocación de servicio, sino más bien, como  una solución a sus problemas laborales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Archivos

Copyright © 2011-2012, Infiniti. Todo Rights Reserved. Iconos by IconShock