A CINCO AÑOS DE LA GESTION NO SE CUMPLIO CON NADA DE LO PROMETIDO

 

 

 

 

 

A CINCO AÑOS DE LA GESTION NO SE CUMPLIO CON NADA DE LO PROMETIDO

LOS GRISES Y  SOMBRAS QUE ENVUELVEN EL BALANCE DE LA GESTION BERTOSSI

A cinco años de la gestión de Luciano Bertossi el gobierno comunal no ha  cumplido  ninguna de las  propuestas centrales del contrato electoral con el que ganó las elecciones hace 5 años.  Con todo por hacerse, el gobierno se halla   cada vez más ensimismado dentro de una  pequeña  burbuja de funcionarios que solo miran el ombligo de sus intereses sectoriales cada vez más  disociados de las necesidades sociales.  En estos contextos, su  acción política más   visible es una constante puesta en escena con la que parece   victimizarse  frente a aquellos sectores que  remarcan  su  promesas incumplidas, irónicamente, valiéndose  de los  mismos mecanismos políticos que alguna vez se propuso desterrar de la política domestica luego de terminar con la hegemonía del radicalismo de ultraderecha que gobernó a fuerza de  látigo y billetera durante  16 años la localidad. A cinco años de su mandato es posible evidenciar una constante en lo que ya podría  definirse como un modelo de gestión impropio de cualquier gobierno que se precie  Peronista, esto es,  desligarse de responsabilidades propias de cualquier cargo ejecutivo  atribuyéndoselas a   herencias recibidas, cuando esta   estrategia no llega a calar lo suficiente recurre a otro  viejo artilugio muy propio de las gestiones anteriores, culpar al propio pueblo y su idiosincrasia por lo que considera  críticas poco constructivas.

 

El modelo político parece repetirse  una y otra vez recostándose en  posiciones cada vez más derechosas y reñidas con las buenas prácticas democráticas con las mismas artimañas y el mismo  desprecio por las necesidades de la gente  que aquel radicalismo rancio y nostálgico de los años de plomo que logró mantenerse en  el poder por 16 años. Las diferencias parecerían  radicar en las formas un tanto más refinadas  del actual presidente comunal, por lo demás, la esencia política no ha variado un ápice.  Sin embargo, esa resistencia a asumir responsabilidades propias de la gestión deja  en evidencia un problema más grave aún,  la ausencia de un plan estratégico de gobierno que defina sus acciones, manejándose a ciegas se mueve de  acuerdo a las necesidades urgentes del día a día sin abordar los grandes  problemas estructurales como consecuencia de esa falta de planes directrices que orienten su accionar por lo que, consecuentemente,  se vuelve no solo errático y lento, sino también, ineficaz. Toda trasformación requiere enfrentar conflictos a partir de la desestabilización de intereses creados que genera cualquier acción de gubernamental, por esta razón, el gobierno elije no  accionar para evitar afrontar los   conflictos inherentes a cualquier decisión ejecutiva y de esa manera  no verse obligado a clarificar su posición frente a los múltiples  intereses contrapuestos propios de la sociedad lo que, ciertamente,  lo obliga a tener que  pactar con Dios y con el diablo en un juego de resultado cero.

 

Pero ningún análisis de estos años de gestión debería pasar por alto un dato pocas veces remarcado por el periodismo local.  La sangría  de colaboradores políticos directos  que alguna vez constituyeron la piedra angular del grupo humano  que le permitió al justicialismo aunar sus fuerzas y recuperar la comuna cabecera del departamento.  La huida  de los  funcionarios más secanos al presidente comunal  es tal vez el ejemplo más concreto de un proceso que desnuda  un estado en retirada y un gobierno sumido en sus intereses sectoriales  cada vez más alejado  de las necesidades de la gente.

 

El primer portazo se produjo ni bien comenzó la gestión allá por el 2015  con la salida de Daniel Kaufmann, uno de los colaboradores más cercanos del senador. El histórico funcionario justicialista  fue el primero en dar un paso al costado debido a supuestas  diferencias con los nuevos dirigentes que acompañaban al presidente comunal. Este hecho marcaría un antes y un después en la relación entre el senador y el presidente comunal que nunca volvería a ser la misma. Hasta allí, quizás un hecho comprensible dadas las diferencias generacionales entre el dirigente y el por  entonces equipo que acompañaba al presidente comunal. Sin embargo, las internas se acentuaron con el paso del tiempo debido a  la aparente poca   predisposición del presidente comunal a la hora de  considerar observaciones y cuestionamientos de los integrantes de su mesa chica, esta situación  generó  nuevos cimbronazos que concluyeron en el alejamiento de todo el grupo  que formaba parte del equipo de colaboradores técnicos y políticos con los que Bertossi llegó al poder. La primera salida que dejó al desnudo tales  problemas fue la del propio  Pereyra, no termino allí, cansados por la falta de resolución y gestiones inconsistentes, varios funcionarios siguieron sus pasos, Martínez, Nasimbera  y Duarte terminaron un  proceso que condujo a la soledad de los funcionarios actuales.

 

Sin dirigentes políticos con peso territorial o  grupos técnicos probados en el trabajo diario  los problemas se evidenciaron  en  la falta  de resolución  de  un gobierno  al que la pandemia le llego como una suerte de regalo del cielo en tanto le permitió justificar su falta de respuestas en cada una de las áreas del estado. El resultante ha sido  una suerte de  estado de anomia donde la sociedad se percibe  librada a su suerte por parte de un “no-gobierno”  en retirada y funcionarios preocupados por atender  intereses políticos sectoriales propios de sus  círculos de poder. 

 

VAMOS POR PARTES

La actual gestión llego al gobierno con tres propuestas como los pilares de sus promesas  electorales. La primera de ellas, atender y solucionar los inconvenientes relacionados al mantenimiento y refacción de los más de 90 km de caminos rurales de la localidad. El segundo, se relacionaba con  un  problema propio de nuestra época pero que constituía un histórico  reclamo por las condiciones  ambientales de los vecinos de uno de los barrios más populosos de la localidad como lo es el barrio Santa Teresita. La propuesta consistía en generar las condiciones para la continuación de las gestiones que permitieran  poner  en marcha de la Planta de Tratamiento de Residuos Sólidos Urbanos y la erradicación del basural a cielo abierto que actualmente viola todas las normativas naciones y provinciales vigentes. La tercera, y no menos importante, dado el contexto en el que asumió la gestión, la puesta en marcha del denominado Plan Integral de Desagües Pluviales, elaborado “S&D INGENIERÍA S.A.”,  la misma consultora privada que elaborara el Plan de Desagües Cloacales de la Cooperativa de Aguas y Servicios Públicos,  que, de acuerdo a lo previsto  por el gobierno,  terminaría con las inundaciones en todos los barrios de la localidad, particularmente en el  barrio malabrigo.

 

De las obras del Plan Integral de Desagües Pluviales solo una se concretaría  y hace más de 4 años que  se halla paralizada, según información oficial, debido a la  falta de fondos. La estación de bombeo del barrio malabrigo se ha transformado en todo un  símbolo de la  gestión.  Construida  con fondos de obras menores del año 2016, contó con una inversión de casi  1 millón 700 mil pesos de los cuales 400 mil provinieron  fondos propios, sin embargo, aun así,  la obra nunca llegó a funcionar. Según las autoridades, solo faltarían una serie de  obras complementarias de hormigón y la adquisición  de los  “acoples” para  la instalación de la  bomba de bajo levante que desde esos años  duerme en los corralones comunales. Pese a ello, y a su importancia estratégica,  el gobierno no ha mostrado indicios de  tener  voluntad de culminar el proyecto  lo que genera un sinfín de suspicacias y rumores sobre  supuestos  pleitos legales entre el gobierno y la empresa encargada de la supervisión de la obra. De acuerdo a fuentes extra oficiales, la  empresa encargada de supervisar la obra habría cometido serios errores técnicos  que, a la vez,  no le permitirían a la empresa rosarina fabricante de la bomba su adecuada instalación.

 

En lo que respecta a caminos rurales los problemas nunca pudieron ser resueltos fundamentalmente debido a  la falta de una motoniveladora pesada que le permita al estado hacerse cargo de las obras y tareas de mantenimiento. Los avatares hiperinflacionarios y el dólar flotante del macrismo fueron una sentencia de muerte para las aspiraciones del gobierno por adquirir una maquina muy fuera de su presupuesto.  El  Plan Equipar, nombre con la que  la gestión socialista denomino a su programa de compras masivas y centralizadas  para reequipar a las comunas de la provincia,  nunca consiguió  licitar equipos pesados debido a las fluctuaciones del dólar y los proceso inflacionarios por lo que, una vez más, la comuna local se quedaría  sin su tan necesitada maquina.  Esto termino con las aspiraciones de contar con los equipos necesarios  y los problemas se agravaron, tanto así que los productores se hallan en  completa rebeldía, en mayo de esta año  el estado recaudo apenas 2.000 pesos de tasa rural lo que habla a las claras de un estado de  desobediencia civil de parte  estos sectores que ante la falta de respuestas se sienten liberados  de cumplir con obligaciones.

 

Con la planta de tratamiento de residuos sólidos urbanos ha pasado algo similar, se han continuado con las gestiones del gobierno  anterior pero por diversos problemas de índole económicos la planta nunca pudo ponerse en funcionamiento pese a contar con prácticamente todas las condiciones para hacerlo. El problema insoluble sigue siendo la falta de un terreno que permita la construcción de un relleno sanitario que completaría el proceso de recolección, selección y destino final de residuos inorgánicos.

TERMINO ANTES DE EMPEZAR

Algunos de estos  problemas son propios de la falta de gestión, otros, una mezcla entre herencias y condicionamientos nacionales, sea como sea, los problemas de  comunicación  y la  ausencia  de estructuras estatales que desempeñen ese rol es otro de los  problemas centrales que la gestión  no ha podido resolver. El gobierno casi que no comunica o directamente parece haber renunciado a hacerlo. Buena parte de la sociedad no se entera de las acciones  o  fundamentos de las políticas desplegadas por el gobierno lo que desencadena cataratas de rumores, pareceres y opiniones retroalimentadas por  la falta de información oficial generándose  caos,  confusión e incertidumbre.

 

Da la sensación que resulten como resulten las elecciones del próximo año, el modelo de gestión propuesto por Bertossi está completa y definitivamente agotado. Todo lo que podía ofrecer lo ofreció y ya no parecerían  quedar reservas como para esperar algo diferente a lo propuesto hasta el momento. La soledad del presidente comunal  y el desgaste propios de la gestión hacen que sus  posibilidades de dar  un  golpe de timón que le permitan recuperar la iniciativa  resulten muy limitadas. La crisis de la pandemia fue letal para el gobierno de Perotti.  Propios y extraños coinciden en señalar que para el justicialismo provincial la suerte  estaría echada y solo le restaría   transcurrir ante la inminencia de un proyecto que terminó antes de comenzar en tanto  nunca pudo superar la crisis que significo la pandemia y su falta de cintura política  para  rehacerse ante un contexto imprevisto. La falta de un proyecto político sólido terminó de evidenciarse ante la inacción y el no gobierno de la gestión provincial que arrastró consigo a buena parte de los proyectos comunales que alguna vez lo apoyaron. Bertossi, no sería la excepción.

LAS DIFICULTADES DE LA REGION PARA RETENER A SUS PROFESIONALES

LAS DIFICULTADES DE LA REGION PARA RETENER A SUS PROFESIONALES

Hoy me recibí de Profesor de Enseñanza Superior. Mi segundo Título Universitario.  Como en la mayoría de los casos este  logro está lejos de ser personal, es más bien familiar, dado el acompañamiento de mis seres queridos que aguantan mi mal humor, angustias  y ensimismamientos.

 

A men de ello, estas ocasiones son interesantes para analizar la realidad socio cultural de nuestras regiones y las posibilidades que nuestras localidades ofrecen a sus profesionales. Siendo uno de los departamentos más pobres de la región las alternativas no son alentadoras, la pobreza no solo radica en sus índices socio económicos, sino también, en el amalgama de valores, significados y prácticas sociales que hacen a la cultura de la zona. Una histórica propensión a incorporar el mínimo posible de mano de obra de parte de los reducidísimos sectores productivos, mucho menos si es calificada dados los elevados costes que ello implica, ciertamente, se  añade  la postura reticente de las instituciones para con lo nuevo, lo diferente o lo que signifique un disrupción en sus praxis, de allí que los celos, envidias y prejuicios hagan particularmente  difícil el trabajo interdisciplinario que requiere la labor  profesional.

 

En estos contextos, la región enfrenta  serias dificultades para retener a sus profesionales que no encuentran espacios para su desarrollo profesional y personal. El trabajo se hace así cuesta arriba en tanto la actividad institucional y de  sus sistemas productivos se vuelve un bucle que se retroalimenta de significados y prácticas que ya no responden a los requerimientos y necesidades de una sociedad cada vez más compleja y atravesada por los históricos procesos entrópicos producto  de las asimetrías socioeconómicas que hacen de la región una de las zonas más socialmente  injustas de la provincia.

 

La necesidad de plantear programas y proyectos quinquenales se hace impostergable, así como además, la creación de los ámbitos institucionales para habilitar debates integrales sobre los diversos aspectos   conflictuales  que atenazan el desarrollo sostenido de la región. Los contextos no son favorables y es entendible la postura de quienes emigran sin lograr aportar sus saberes  a estas sociedades. Seremos optimistas, al menos con el corazón.

LA PROVINCIA ENTREGO NUEVOS PATRULLEROS A LA UNIDAD REGIONAL VII GARAY DE POLICIA PERO NADIE SE ENTERO

LA PROVINCIA ENTREGO NUEVOS  PATRULLEROS A LA UNIDAD REGIONAL VII GARAY DE POLICIA  PERO NADIE SE ENTERO

EL ACTO NO CONTO CON LA PRESENCIA DE NINGUN FUNCIONARIO DEL GOBIERNO PROVINCIAL O LOCAL

Los detalles de un hecho que denota  los conflictos internos y desafíos del gobierno provincial  

El Ministerio de Seguridad de la Provincia entrego cuatro  nuevas camionetas para la Unidad Regional VII Garay de Policía. Lo que hubiera sido uno de los  hecho más importantes en materia de seguridad para  la región en lo que va de este año  se trasformo en la raíz  de todo tipo de  suspicacias que denotan el perfil político del gobierno provincial y sus principales desafíos. El acto de entrega de los patrulleros no solo no contó con ningún funcionario del ministerio. Tampoco asistieron  autoridades locales o departamentales. Los   presidentes comunales se enteraron por los medios,  el propio senador no fue invitado. Para completar la lista de ausencias,  el funcionario del gobierno más importante de nuestro departamento, el subsecretario de municipios y comunas, tampoco formó parte de los actos.

 

El no acto es en realidad una evidencia de la no gestión de un gobierno que hasta el momento no  demuestra contar con un plan de acción  y al  que la crisis de la pandemia le sirvió  como una  excusa perfecta  para esconder las improvisaciones  a las que se ven forzados algunos de sus  funcionarios que parecen  no saber  muy bien para qué están donde están. En otras circunstancias y en otras gestiones, estos hechos hubieran ameritado la presencia cuanto menos del ministro o del mismísimo gobernador. Sin embargo, esta nueva realidad abre la senda a   interpretaciones que marcan la actualidad de los problemas que enfrenta el gobierno de Perotti. La más directa es la que indicaría lo   que la región padece desde hace décadas, el desprecio y la desconexión con un ejecutivo central para quien  las necesidades y demandas de la zona  son consideradas como secundarias y  propias de ciudadanos de segunda frente a las reales demandas de los ciudadanos de las grandes metrópolis del centro sur provincial donde se concentra todo el accionar  gubernamental.

 

Estos  menosprecios no hacen más que acentuar esas históricas asimetrías entre  el  desarrollo y la opulencia  del centro sur provincial  con  la decadencia y la postergación  del noroeste. Otra interpretación se vincula con los problemas internos de un  gobierno que no encuentra el rumbo para  consolidar su  gestión y relanzar su  plan de gobierno, si es que alguna vez lo tuvo. A esta altura, la pandemia se asemeja a un  velo que encubre  estos conflictos  y sirve de excusa a la hora de justificar  la  escasa presencia territorial del gobierno en nuestra zona o sus  nulas políticas en áreas claves como obras públicas, ambiente, vivienda, seguridad o la mismísima  salud pública  propiamente dicha luego de los escándalos protagonizados por el personal y el propio  equipo directivo del Hospital local durante el pico de la pandemia.

 

PRESIDENTE COMUNAL JUSTICIALISTA O RADICAL, DA LO MISMO

 

A nivel político, todo haría presuponer que daría exactamente lo mismo si el presidente comunal fuera radical, socialista, troskista o demócrata cristiano, la desconexión con el ejecutivo parece ser completa y a nivel regional no hay dirigentes aparte del propio senador que defiendan la gestión o visibilicen su  presencia en el territorio. La relación entre el gobierno comunal y el provincial no ha variado en comparación con las gestiones opositoras anteriores, es, sin más,  meramente formal e institucional, no parece haber una comunión de proyectos que los identifiquen como parte de un mismo esquema de mando y poder. Lo cierto es que el gobierno comunal no ha conseguido ninguna solución a los problemas estructurales de la localidad con la llegada de un gobierno que se hunde en sus dilemas y las diferencias internas. El ala dura del kirchnerismo  en la provincia reclama mayor acción y presencia, trabajo y construcción de consensos a la vez que no entiende la laxitud de un gobierno que luego de casi un año en el poder  parece no haberse enterado que gobierno la provincia. Si retomamos las declaraciones del Ministro Sain, uno de los de  mayor exposición y  presencia de la gestión, bien podríamos inferir  que sus polémicas declaraciones y  críticas hacia la institución que conduce bien podrían caberle a la gestión misma. Quien podría negar que  el gobierno es el  que parece salir  al “tun tun” quejándose por todo pero sin solucionar  nada. Habrá que destacar que de todos los ministros, con sus aciertos y errores, Saín y Martorano son quienes concentran  la mayor  atención por las  obvias razones propias de  la dinámica actual, sin embargo, la crisis sanitaria y  de seguridad que arrastra la provincia desde hace décadas, no justifican  el silencio y la inacción de las demás carteras en tanto este tipo de problemáticas requieren un abordaje integran y multidisciplinario que permita brindar respuestas concretas  a las coyunturas inmediatas mientras se generan las condiciones para resolver los núcleos  estructurales de los  problemas de fondo.

 

La no gestión en Garay resulta  insoportablemente  evidente, los  presidentes comunales  no son capaces de consensuar  ni siquiera la  elaboración de  un documento conjunto para solicitar la llegada de un fiscal distrital  que ordene el trabajo de la policía lo  que resultaría determinante en la resolución de los problemas de seguridad que aquejan a la región desde hace décadas y que, si bien no revisten la complejidad propia  de la de  los grandes centros urbanos, demanda de  un conocimiento integral de las características de la región que permita  adecuar  programas y políticas a la idiosincrasia de la zona.

 

La figura del fiscal quitaría a los presidentes comunales la carga de hacerse cargo de problemas que están fuera de su órbita en tanto incumben  al Poder Judicial.  Su incapacidad para consensuar y elevar un pedido formal a un gobierno que, en el caso de nuestra localidad pertenece al mismo proyecto político, ciertamente,  no tiene excusas, es otra de las tantas  muestra de  incapacidad gubernamental pero, por sobre todo, de  miopía política a la hora de construir poder  con presencia territorial. Demás está decir la importancia de los aportes que como jefes territoriales podrían ofrecer al proyecto de reforma policial que lleva adelanta el Ministro Saín, o lo importante que sería para la ciudadanía de la región  conocer de primera mano las características de la iniciativa de parte de los funcionarios provinciales. Estas exigencias parecen de otro universo si se considera que la ciudadanía  de Garay ni siquiera se entero que la Unidad Regional VII de Policía  recibió 4 modernos patrulleros de parte del gobierno provincial.

 

Si no se cambia el rumbo a partir de la llegada de la vacuna que deje atrás la pesadilla de la pandemia o se introducen los  cambios en el gabinete que adelantó el gobernador,  la labor será muy cuesta arriba para el PJ provincial que al igual que a nivel nacional se canibaliza  en internas y  resquemores para con figuras de  la derecha reutemanista que para muchos ya son  historia y que, definitivamente,  han demostrado sentirse   más cómodas en espacios neoliberales de la ultra derecha  representada por   Juntos por el Cambio tal es el caso, nada más ni nada menos, que del  propio  ex gobernador y  ex fórmula uno.

DE POLEMICA EN POLEMICA

DE POLEMICA EN POLEMICA

EL CAMBIO DE LA FECHA FUNDACIONAL DE LA LOCALIDAD Y LOS ACTOS REALIZADOS EN CAYASTA

CAPRICHOS OPOSITORES Y UN  GOBIERNO SIN INICIATIVA PROPIA

Las iniciativas del gobierno comunal no dejan de generar polémica y repudio en amplios sectores de la sociedad.  Esta situación sumado a un  manejo desprolijo y cargado de escándalos que se sucedieron  durante el pico de la pandemia, ciertamente,  han erosionado aun más  la ya alicaída y cuestionada imagen de la gestión que encabeza por  Luciano Bertossi.  Las  iniciativas erráticas y mal comunicadas de parte del gobierno  dejan demasiado expuesta a la figura del presidente comunal  a críticas de toda índole  a propósito de  errores conductivos en lo que hace a la  concreción  de  un plan de gobierno  con criterios políticos claros que vayan en consonancia con el contrato electoral que le permitieron ganar las elecciones. La polémica por el cambio de fecha de la fundación del pueblo cayó muy mal entre la ciudadanía que, no solo no entendió los fundamentos de la propuesta, sino que, además, la consideró inconsulta y fuera de lugar dadas las condiciones atípicas propia de  la crisis sanitaria que vive la sociedad.

 

Lo cierto es que los fundamentos de la iniciativa deberían buscarse en otro lado. Esta situación  no hace más que evidenciar  las debilidades y la soledad  de un gobierno aislado de la gestión provincial y  demasiado condescendiente para con la figura del senador Kaufmann quien pareció quedar como el principal motivador  de la propuesta  a partir de su interpretación histórica de los eventos que devinieron en  la fundación de la localidad. Es difícil  comprender la subordinación del gobierno para con Kaufmann, en especial si se considera que la relación entre el presidente comunal   y el senador  nunca volvió a ser la misma luego de las pasadas elecciones. Se dice que Kaufmann   habría responsabilizado   a Bertossi  por    su magra performance electoral en la localidad. Toda la estructura del PJ no pudo con un candidato que desde el llano logró poner contra las cuerdas  la reelección del senador nada menos que en la cabecera departamental. La relación entre ambos dirigentes parece plagada de  resquemores y mutua desconfianza. En su  primera gira por la costa, luego de ser electo  gobernador, Perotti visito Santa Rosa de Calchines acompañado por el propio senador y toda la estructura del PJ del  sur departamental, en esa misma línea,  también hizo lo propio la Ministra de Obras Publicas, Silvina Frana.  Santa Rosa parece haber desplazado a nuestra localidad en cuanto a peso político al haberse transformado en la cabeza de playa del gobierno provincial en nuestro departamento. Los gestos y las formas resultan  más que preponderantes a la hora de interpretar los entramados del cuadro   político actual.

 

LA SALIDA DE COLABORADORES

Otro punto destacable en el deterioro de las relaciones se vincula con la salida  de algunos colaboradores del senador de la mesa chica comunal. Esta sangría de funcionarios  suscitó  serios problemas en lo que hace a la visibilización del trabajo político, presencia  territorial y capacidad de gestión. Se esperaría  que con un gobierno provincial del mismo signo político, Luciano  Bertossi,   debería poder  resolver problemas con solo una llamada telefónica, sin depender de las ineludibles  intervenciones del senador, tal y como lo demuestran las gestiones de los  demás presidentes comunales. Daría la sensación que las autoridades locales hacen lo imposible para satisfacer las demandas de Kaufmann con el fin de evitar rispideces, aunque ello  signifique tragarse los sapos de los constantes conflictos  sociales que desgastan la autoridad del presidente comunal ante su propia base electoral  obligándolo a violar sus promesas de campañas. Así pues,  Bertossi parece arrastrado a ensayar  un delicado equilibrio al momento de ir adecuando sus planes a  las demandas y exigencias de sectores que, definitivamente, nunca demostrarán su apoyo pero que, por alguna extraña razón que desconocemos,  se ve en la obligación de satisfacer.

 

EL ACTO DE REVALORIZACION DE LA FUNDACION EN CAYASTA

Toda iniciativa, por descabellada, ridícula y fuera de lugar que resulte parece contar con el aval del gobierno, incluso la de realizar un acto de revalorización de la fundación de la localidad nada menos que Cayastá simplemente porque a sus organizadores les resultaba más cómodo. El acto fue otra  demostración de hasta donde es capaz de llegar el gobierno a la hora de evitar confrontaciones con sectores opositores que pese a su condición se sienten con el suficiente peso social y político como para adecuar la agenda gubernamental a sus antojos y más alocados caprichos. Desde obras ornamentales propuestas por privados con dinero del senado, hasta la organización de actos en conmemoración de la fundación del Helvecia pero en Cayastá. Sin lugar a dudas, un hecho que quedará en la historia de la provincia por lo descabellado y el sin sentido de una  propuesta que significó una  afrenta para la localidad y  su gente.

 

Dicho  accionar no hacen más que dejar en evidencia las flaquezas de los  planes de acción que marquen un rumbo e impriman un  cariz identificable a la gestión. En su intento por quedar bien con Dios y con  el diablo, Bertossi  se hunde en un océano de sin sentidos. Estos vacios de poder resultan preocupantes dado que dejan expuesta la falta de capacidad conductiva para sobrellevar problemas serios en uno de los momentos más delicados y angustiantes por los que atraviesa  el pueblo, la provincia y nuestra patria. Todo este devenir de discusiones, insultos e injurias, odios y resentimientos rancios  que pueblan los espacios públicos y políticos generan un problemas aun más serio, obstruyen la posibilidad de discutir y debatir los reales problemas de fondo que enfrenta la localidad y que nunca fueron debidamente abordados por la gestión, aún siendo la piedra angular de su propuesta de campaña. Nada se dice, por ejemplo, de las obras inconclusas de los  desagües de barrio Malabrigo. De la nula recaudación de los impuestos rurales debido a la desobediencia civil como consecuencia del deficiente manejo en lo que hace a los  arreglos y mantenimientos de los caminos rurales por parte del gobierno, de la siempre pendiente  puesta en funcionamiento de la planta de tratamiento de residuos sólidos urbanos que habilitaría  un paso fundamental en la erradicación del basural a cielo abierto  o de los convenios firmados en el 2018 para la reparación de los más de 200 metros de defensa que cedieron en el  Paseo Colon, irónicamente,  a metros donde ahora el gobierno pretende llevar adelante una obra ornamental pese a que estos derrumbes del anillo defensivo nunca fueron arreglados. Cuestiones más del día, el caos vehicular o  el control sobre la juventud en el contexto del pico de la pandemia del coronavirus que deja expuesta a toda la población.

 

La sucesión de estos acontecimientos han socavado la imagen del gobierno. Sin embargo,  también es cierto que de parte del arco opositor no es posible evidenciar figuras que marquen errores y expongan  propuestas superadoras al modelo actual. La división de la oposición le sienta cómodo a un gobierno que no encuentra contrapoderes a la vista  o dirigentes capaces de presentarse ante la sociedad como alternativas creíbles de poder. Interrogantes que serán la comidilla de la opinión publica de cara a un año electoral marcado por la crisis económica, la pandemia y el hartazgo social ante  todos estos factores.

 

EL MINISTRO MICHLIG ENTREGO FONDOS DE OBRAS MENORES POR UN MONTO DE 2.240.000 PESOS

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 MICHLIG ENTREGO FONDOS DE OBRAS MENORES POR UN MONTO DE 2.240.000 PESOS

LOS FONDOS SERAN DESTINADOS A LA COMPRA DE UN UTILITARIO Y UNA BARREDORA DE ARRASTRE

El Ministro de Gestión Publica  Rubén Michlig entregó Fondos de Obras Menores por un monto de 2.240.000 pesos correspondientes  al año 2019. Acompañado por el Subsecretario de Municipios y Comunas, Dr. Carlos Kaufmann y el propio Senador de nuestro departamento, Dr. Ricardo Kaufmann,  los funcionarios fueron recibidos por el presidente comunal y sus colaboradores en la sede del Are de Desarrollo Social de la comuna de nuestra localidad. Los fondos serán destinados a la adquisición de una barredora de arrastre y un utilitario multipropósito con el que la gestión busca reforzar el trabajo de los equipos de desarrollo social.

 

En este sentido, el propio ministro y el subsecretario de municipios y comunas se refirieron a la situación irregular con la que el gobierno debió iniciar  la gestión con fondos adeudados correspondientes en algunos casos  al año  2016. Los funcionarios destacaron que  la tarea se ha centrado en regularizar esta situación y se espera que para  próximo año los fondos sean girados a las comunas y municipios  en los correspondientes ejercicios.  Si bien los desfasajes en los presupuestos es un aspecto que preocupa a los funcionarios dado los vaivenes en el tipo de cambio y la inflación, se espera que la comuna pueda hacer frente a la compra de los equipos tal y como está previsto.

 

La situación económica y financiera de los municipios y comunas de la provincia tuvo un punto de inflexión a partir  del desmoronamiento del modelo Cambiemos entre los  años  2018 – 2019. El  proceso cuasi hiperinflacionario y los vaivenes del dólar flotante del modelo económico anterior  generaron  un efecto  desbastador en  las arcas comunales y municipales lo que, sumado a un brusco descenso de la recaudación,  obligo a  comunas  y a municipios a   solicitar rescates financieros al ejecutivo provincial y  a utilizar parte de los Fondos de Obras Menores para  cubrir gastos corrientes como el pago de sueldos y  proveedores. El propio ministro destaco que si bien la  situación ha mejorado se espera que el crecimiento se acentúe luego de la pandemia lo que permitirá un relanzamiento  del programa de gobierno que encabeza el gobernador Perotti.

 

 Sobre este punto, la comuna local  no ha escapado a dichas  calamidades, consultado por el observadorweb, el presidente comunal, Lic.  Luciano Bertossi,  remarco que a comienzo de año el estado  afrontaba un déficit de casi  6 millones de pesos pero las cuentas  lograron equilibrarse hasta llegar a una deuda de 2 millones de pesos circunscripta a  Fondos de Asistencia Educativa (FAE).  Una deuda que la gestión considera manejable, máxime si se considera las tribulaciones económicas y sociales generadas por la pandemia en nuestro país y el mundo.

Archivos

Copyright © 2011-2012, Infiniti. Todo Rights Reserved. Iconos by IconShock